dimarts, 25 d’agost de 2009

Brull Viu!! al diari INFORMACIÓN



LA TORRE DE LES MAÇANES

Más de 40 voluntarios participan en las tareas de la

regeneración del paraje del Toll del Brull

Imagen de los voluntarios en el paraje de el Brull de la Torre de les Maçanes.

J. A. RICO Caja Mediterráneo, a través de su programa de voluntariado ambiental VOLCAM, y la asociación Rentonar están llevando a cabo tareas para la recuperación del entorno natural del Toll del Brull de La Torre de les Maçanes. El proyecto "Brull viu!" del colectivo Rentonar pretende regenerar el paraje de El Brull que, por su cercanía a La Torre de les Maçanes y por albergar el paso del río, era una zona emblemática muy frecuentada hasta hace unos años.
Con el paso del tiempo, y principalmente "por la perforación de un pozo y la tala de árboles, la zona sufrió un deterioro progresivo y quedando irreconocible", señala el responsable del proyecto Juan Doménech. Esta acción contempla la limpieza, adecuación, restauración ambiental y conservación de "El Toll del Brull" para que esta zona del río vuelva a ser visitada y pueda ser aprovechada para actividades relacionadas con el medio ambiente.
Más de 40 voluntarios están desarrollando tareas de limpieza del entorno de basuras y residuos no degradables y eliminación de malas hierbas, zarzales y maleza, que impiden el acceso a determinadas zonas, respetando plantas, arbustos y matorrales propios del lugar y la vegetación propia de la ribera. Una vez conseguido, el espacio se reforestará con arbustos y árboles propios de la zona.
Cuando se haya regenerado este espacio, la asociación Rentonar pretende desarrollar diversas actividades al aire libre, enfocadas a concienciación y voluntariado medioambiental, como cursos, charlas y el análisis de la flora y la fauna.
También se quieren organizar visitas guiadas. Y, por supuesto, añade Doménech, "queremos intentar que el Toll del Brull vuelva a ser un lugar de referencia, tanto para los habitantes del pueblo como para sus visitantes".
La Asociación Rentonar se constituyó en 1994 para conservar y proteger el entorno natural y cultural de La Torre, y a su vez fomentar la concienciación ciudadana. En la recuperación de El Brull se ha contado también con el apoyo de l'Associació de Caminants d'Aigües.
Diario Información.