dimecres, 19 d’agost de 2009

Foc prop del mas de les Florencies





Un incendio con tres focos quema siete hectáreas de arbolado cerca del Estepar

El fuego, que podría ser intencionado, se registró entre la Sierra de Els Plans y El Barranc de la Batalla y obligó a cortar durante cerca de dos horas la carretera comarcal de Benifallim.

M. VICEDO Un incendio calcinó ayer unas siete hectáreas de pinos y carrascas entre la Sierra de Els Plans y el Barranc de la Batalla, a poca distancia del Estepar en Alcoy. Los hechos ocurrieron alrededor de las 14 horas y hasta el lugar se desplazó una gran dotación de medios aéreos y terrestres. No se descarta que el fuego fuese intencionado al haberse detectado tres frentes.
Cerca de las dos de la tarde se originó este incendio que empezó a arder desde dos focos en un monte ubicado cerca de la carretera CV-785 en dirección a Benifallim, entre la Sierra de Els Plans y el Barranc de la Batalla. Las llamas iban arrasando pinos y carrascas, si bien también afectó a las inmediaciones de la masía de les Florencies. Un amplio dispositivo de medios aéreos y terrestres trabajaban para sofocar el fuego que, incluso, llegó a traspasar la carretera. Una vía comarcal que ya había sido cortada por la Guardia Civil minutos después de declarase el incendio como medida de prevención. Esta restricción estuvo vigente hasta cerca de las 16.10 horas. Unos diez minutos más tarde, los medios aéreos ya se habían retirado y sólo restaban las brigadas, voluntarios de ACIF y los bomberos que estaban repasando la zona afectada. Sin embargo, sobre las 16.30 horas se registró un nuevo foco, apenas unos metros más hacia la derecha de los primeros. El viento favorecía la rápida propagación de unas llamas que se dirigían hacia la cumbre de este monte. Esta circunstancia conllevó, de nuevo, la intervención de los medios aéreos. Tras las primeras descargas realizadas por los helicópteros y avionetas, empezaron las tareas los efectivos terrestres.
Cerca de las nueve de la noche se daba por controlado el fuego según los bomberos. No obstante, durante toda la noche permaneció un retén de guardia para extinguie por completo las llamas y evitar posibles rebrotes.
A falta de una estimación más detallada, la superficie afectada por las llamas rondaba las siete hectáreas.
En las tareas de extinción participó un gran despliegue de medios aéreos formado por cuatro helicópteros, tres Air Tractors y un avión de reconocimiento procedente de Valencia. En cuanto a medios terrestres se desplazaron cinco vehículos del parque de bomberos de Cocentaina, dos más del parque de San Vicente, tres unidades de mando de Jefatura, las brigadas de emergencia de la Font Roja, Alcoy, Tibi, L'Orxa y Xixona, los voluntarios del Ayuntamiento y ACIF, dos autobombas de la Font Roja y de Tibi y dos agentes medioambientales. También acudieron efectivos de la Policía Local, Nacional, Autonómica y de la Guardia Civil.