dissabte, 30 d’agost de 2008

La plataforma del plan eólico insta a los alcaldes a exigir información al Consell
















Asamblea de la Coordinadora d'Estudis Eòlics del Comtat, celebrada ayer en Benimassot JUANI RUZ

EL COMTAT

El colectivo sospecha de una posible reubicación de 28 de los molinos en el interior de Valencia pero dice que se niega el acceso a la documentación.

A. TERUEL La Coordinadora d'Estudis Eòlics del Comtat ha instado a los alcaldes afectados por los parques previstos en las sierras de Almudaina y Alfaro a exigir información oficial al Consell acerca de un posible cambio en el proyecto. La plataforma sospecha de la intención, por parte de la Generalitat, de reducir en 28 el número de aerogeneradores en El Comtat y la Marina Alta, para reubicarlos en la Zona 7, en el interior norte de la provincia de Valencia. Sin embargo, asegura que la administración autonómica les niega el acceso a la documentación existente al respecto, y que sólo informará de ello a los ayuntamientos que lo soliciten.
Ante esto, la coordinadora ofreció a los alcaldes que asistieron ayer a su asamblea anual una carta en la que piden tener conocimiento de forma oficial de si va a disminuirse el número de molinos en la Zona 14, para a cambio incrementarlo en la 7. A la reunión, celebrada en la tarde de ayer en Benimassot, acudieron un buen número de personas interesadas en conocer las últimas novedades existentes en torno al controvertido proyecto.
La presidenta de la plataforma, Anna Climent, calificó de "irregular" la presumible reubicación de los 28 molinos y señaló que, en cualquier caso, "eso no nos sirve", porque el objetivo es "que no se instale ninguno". Además, consideró con esta medida podría haber algún tipo de intención de "enfrentar" a los afectados de la Zona 14 con los de la 7, a cuenta de esta polémica.
Esta cuestión fue una de las más relevantes que se abordaron en la reunión, en la que también se informó del resto de acciones realizadas por la coordinadora durante el último año. En este sentido, se aludió a la denuncia interpuesta hace muy pocas fechas contra el director general de Energía y el jefe de Área de Energía de la Generalitat, Antonio Cejalvo y Fernando Fabra, respectivamente, por negarse a facilitar una copia del estudio de impacto ambiental del proyecto. También se recordó la previsible declaración de la Conselleria de Infraestructuras y Transporte como "hostil" por parte del Síndic de Greuges, al no habérsele facilitado tampoco diversa documentación que se le ha requerido.
Climent recalcó la necesidad de seguir insistiendo en las movilizaciones contra los parques eólicos porque, aunque no lo parezca, "el proyecto no está parado". A juicio de la presidenta, el Consell espera a "que la gente se canse" para iniciar las obras. Al mismo tiempo, critica, siguen el "autobombo y la presión psicológica", mediante la promoción de los parques eólicos como única solución existente para producir más energía.