dissabte, 21 de juny de 2008

Nou Radar a l'Aitana





El nuevo radar se convirtió en el principal
atractivo para las personas que acudieron a los
actos del 50 aniversario de la base militar de
Aitana. JUANI RUZ.

VIGILANCIA AÉREA

El nuevo radar de Aitana opera a pleno rendimiento tras seis años de pruebas

La instalación sustituye a las dos antenas que venían funcionando hasta la fecha y ha permitido una reducción de personal



M. VILAPLANA
El nuevo radar de vigilancia aérea de la base militar de Aitana ya opera a pleno rendimiento, después de cerca de seis años de pruebas. La instalación, de tecnología tridimensional, sustituye a los dos radares que venían funcionando hasta la fecha, y ha traído consigo una importante reducción de personal. La base celebró ayer su 50 aniversario con una serie de actos celebrados en la cima de la sierra, a los que asistieron autoridades tanto militares como civiles.
La base de Aitana y el Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA) número 5 conmemoraron ayer el 50 aniversario de su creación. Los actos se celebraron en las instalaciones miliares situadas en la cima de la sierra, habida cuenta que el acuartelamiento situado en el puerto de Tudons ya no está operativo debido a la reducción de personal.
El comandante Antonio Caballero explicó que la disminución de efectivos obedece a la modernización de las instalaciones y equipos técnicos, fundamentalmente el nuevo radar, que ya funciona a pleno rendimiento. La nueva antena, de teconología tridimensional, incorpora los últimos avances tecnológicos, y ha permitido sustituir los dos radares que venían funcionando hasta la fecha y que se complementaban entre sí.
Según la información facilitada, los dos radares anteriores ofrecían las mismas prestaciones que se obtienen en la actualidad con una única instalación. Además, las necesidades de personal son bastante menores, habida cuenta que la plantilla de 350 militares ha sufrido una fuerte reducción. El nuevo radar ha estado funcionando durante los últimos años en período de pruebas, y ha sido recientemente cuando se ha instalado en su ubicación definitiva y se ha procedido a desmantelar los antiguos. Las prestaciones son similares, habida cuenta que tiene un alcance de 400 kilómetros de radio, y permite vigilar un espacio aéreo que tiene sus límites en Barcelona, Madrid, las islas Baleares y parte de Argelia. La instalación, además, ofrece información tanto a los controladores de aviación militar como civil, dado que los datos son facilitados en tiempo real a AENA.
En los actos de ayer, el comandante del escuadrón recordó los orígenes de la base en la guerra fría, merced al acuerdo alcanzado entre el ejército español y el americano. Se celebró una ceremonia religiosa frante a la torre del radar y una imposición de condecoraciones al capitán Fernando Huerta y al sargento de la Guardia Civil de Cocentaina, Tomás Novo. También se descubrió una placa conmemorativa y se rindió homenaje a los fallecidos. A la cita asistieron autoridades militares y civiles entre las que se encontraban el alcalde de Alcoy, Jorge Sedano, la portavoz socialista Patricia Blanquer, y representantes de los municipios cercanos a la base.

Negociación sobre las dependencias de Tudons y Alcoy

El Ministerio de Defensa estudia el uso tanto de las instalaciones militares en desuso situadas en el puerto de Tudons, como de la colonia de aviación de Alcoy. En el caso de las dependencias del puerto de Tudons, los ayuntamientos de Alcoleja y Confrides pretenden impulsar un complejo que incluya servicios de vigilancia forestal, refugios e incluso una residencia para la tercera edad. El comandante Caballero dijo desconocer la situación de las negocaciones, aunque se mostró convencido de que "se tendrán en cuenta las solicitudes de los ayuntamientos". En el caso de Alcoy, también indicó que "la colonia acabará siendo una parte más del barrio de Santa Rosa".