dilluns, 12 de maig de 2008

Projecte de'una central tèrmica de gas a Xixona





Información, 08/maig/2008

XIXONA


Una empresa proyecta una central eléctrica en El Espartal para reducir los apagones


La instalación tendría una potencia de 100 megavatios e incluiría la construcción de dos ramales que conectarían la planta con el gasoducto de Crevillent y la subestación



A. F. / F. D. G. La multinacional irlandesa ESB International prevé invertir unos 60 millones de euros -10.000 millones de las antiguas pesetas - en la construcción de una central térmica en el nuevo parque empresarial de El Espartal de Xixona que vendría a paliar la sobrecarga de la red y resolver los cortes del suministro. El proyecto, que ya estudian tanto el Ayuntamiento como la Generalitat Valenciana, comprende una planta que tendría una potencia eléctrica de 100 megavatios (MW), que responde a un modelo de generación distribuida, un tipo de central cuya conexión eléctrica se realiza en la red de transporte/distribución cerca del punto de consumo, a diferencia de la generación a gran escala que necesita conectarse a la red de transporte.


Según consta en el proyecto al que ha tenido acceso este diario, la central ocuparía una extensión de una hectárea y su implantación, desde los trabajos de obtención de permisos y autorizaciones hasta la completa construcción y puesta en marcha, se realizaría en un periodo de 12 meses. El emplazamiento exacto de la central estaría a unos tres kilómetros de la subestación eléctrica de Xixona, una de la principales potencialidades que la mercantil ha considerado para ubicar la instalación en el municipio. La firma destaca en su proyecto que "la inyección de energía eléctrica en esta subestación concreta contribuiría significativamente a aliviar el colapso existente en la red de la costa levantina".



Impacto ambiental


Asimismo, la empresa sostiene en su propuesta, entre otras ventajas, "la proximidad a la red de gas natural, la adecuación del terreno y los accesos, la necesidad de contar con un mecanismo de generación eléctrica local en una zona como Alicante, meramente importadora de electricidad y con creciente consumo industrial y doméstico comercial, la buena urbanización del polígono y el reducido impacto ambiental". En este sentido, la planta dispondrá de un sistema seco de combustión que garantice bajas emisiones a la atmósfera de óxidos de nitrógeno.


El proyecto incluye la construcción de un ramal de interconexión de 10 kilómetros al gasoducto Montesa de Crevillent de la red de transporte para garantizar el suministro de gas natural, el combustible principal de la planta. Además, otro ramal de aproximadamente tres kilómetros conectará la central con la subestación de Xixona. De este modo, la menor potencia instalada de esta planta, en comparación con las grandes centrales de generación, permitirá que la energía producida se evacúe mediante redes de tensión igual o inferior a 220 kV, como es el caso de la línea Alzira-Xixona.



Las dudas del Consistorio


El proyecto de ESB ha suscitado recelos en el Ayuntamiento de Xixona. De momento, según confirmaron ayer fuentes municipales a este diario, el emplazamiento inicial propuesto por la empresa "no es el adecuado", por lo que ya se están barajando otras ubicaciones alternativas, próximas a la planta de basuras o a la subestación eléctrica. Estas mismas fuentes añadieron que la intención del Consistorio es que sean empresas del sector alimenticio las que se instalen en el nuevo parque industrial de El Espartal, "por lo que la llegada de una eléctrica podría llegar a ser perjudicial". El equipo de gobierno también tendrá que analizar otros aspectos técnicos del proyecto, como el grado de impacto ambiental que tendrá la central.


Información, 9/maig/2008

XIXONA

Los ecologistas y EU rechazan la central eléctrica por la emisión de gases contaminantes y su impacto

La estación térmica, proyectada en El Espartal entre industrias alimentarias, se convertiría en el principal generador de contaminación del municipio

J. A. R. / F. D. G. Los ecologistas y EU manifestaron ayer su rechazo a la central termoeléctrica proyectada en Xixona por el gran impacto medioambiental que supone, tanto por la propia estación en sí y sus emisiones como por el ramal que sería necesario construir hasta Tibi para abastecer de gas la estación, y que atravesaría Montnegre. Desde Ecologistas en Acción advierten que de ponerse en marcha este plan, esta estación térmica de gas natural se convertía en el principal foco de contaminación de Xixona por su emisión de gases de efecto invernadero como dióxido de carbono (CO2) y óxido de nitrógeno, fruto de la combustión del gas para su generación de energía eléctrica. La multinacional irlandesa ESB Internacional proyecta invertir 60 millones en construir esta estación en el parque empresarial El Espartal, de reciente construcción y destinado principalmente al sector alimentario, a menos de tres kilómetros del casco urbano, para reducir los apagones. Ecologistas y Ayuntamiento consideran que éste no es el emplazamiento adecuado.
Carlos, Arribas, de Ecologistas en Acción, explica que este tipo de planta térmica, de una potencia eléctrica de 100 megavatios, es poco eficiente, destacando que tiene un consumo total de energía de 250 megavatios térmicos, de los que sólo 100 se convierten finalmente en energía. El resto, 150, se emiten a la atmósfera en forma de calor residual. Insiste en que la preceptiva Evaluación de Impacto Ambiental deberá analizar las emisiones contaminantes de este proyecto, que estudian tanto el Consistorio como la Generalitat. Los ecologistas piden una apuesta por otras alternativas como las plantas de ciclo combinado, menos contaminantes y más eficientes, y dejar al margen este tipo de plantas de un ciclo.
Tanto EU como ecologistas denuncian otra consecuencia de este proyecto. En concreto se trata de la tubería de 10 kilómetros que sería necesario construir entre la planta y el gasoducto de Crevillent-Montesa, a la altura de Tibi, y que atravesaría Montnegre y el entorno del pantano de Tibi, causando graves daños naturales en unas zonas de gran valor medioambiental. Además, el plan podría afectar a la futura Zona de Especial Protección para las Aves (Zepa) de Montnegre. Del mismo modo otro ramal de tres kilómetros uniría la planta con la subestación eléctrica, adonde iría la energía generada y cuya cercana ubicación ha sido decisiva en la propuesta.

Modelo energético
Por su parte desde EU de l'Alacantí advierten que "apostar por este tipo de centrales supone incrementar las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, contribuyendo por ello a agravar las consecuencias del cambio climático". EU insiste en la necesidad "de un modelo energético alternativo a las centrales eléctricas basadas en la quema de combustibles fósiles (en este caso gas), apostando por la potenciación de las energías renovables junto a una política de ahorro y eficiencia energética. En el caso de Xixona, es destacable el potencial de una parte de su territorio para acoger instalaciones de energía solar".
EU advierte que en Crevillent esta misma empresa ha presentado un plan similar y apunta a que la proliferación de estas plantas puede estar vinculada a la probable construcción de un depósito subterráneo de CO2 en el sur de la provincia, al que podrían dirigir sus emisiones las nuevas centrales. EU dice que no hay garantías de que los gases así almacenados no puedan liberarse a la atmósfera a medio o largo plazo y que este tipo de depósitos favorecen un modelo energético basado en la quema de combustibles fósiles".


Información, 10/maig/2008


XIXONA
El alcalde rechaza ubicar la planta térmica en el polígono de El Espartal

J. A. R. El alcalde de Xixona, Ferran Verdú, manifestó ayer el rechazo del PSOE a la ubicación propuesta por una multinacional para levantar una planta termoeléctrica de gas en el polígono El Espartal. El primer edil afirmó que en el Ayuntamiento no se ha presentado ningún proyecto, y que sólo han habido dos contactos con la empresa y la Conselleria, en los que la Corporación ha comunicado su "rechazo total" al emplazamiento. Verdú advierte que el polígono está destinado a empresas, sobre todo de carácter alimentario, por lo que es totalmente improcedente emplazar allí la central. "Si se presenta otra ubicación, se estudiará, pero se tendrán muy en cuenta las condiciones medioambientales", destacando que desde que gobierna el PSOE sus gestiones se han centrado en potenciar la energía solar.

Por su parte Esquerra Xixona reclamó ayer que el Ayuntamiento apueste por las energías renovables antes que por la central térmica. Su edil Joan de Déu Martines afirma que "la energía renovable es el futuro y por ello apostamos por las plantas solares". El regidor señala que la planta termoeléctrica de gas de 100 megavatios que se proyecta que "no es de las más contaminantes ya que es de muy baja potencia. Si mientras se invierte en energías renovables hay que construir una planta térmica, lo que pedimos es que se haga un buen estudio de impacto ambiental para ver si es viable la planta y también el ramal de gas que pasa por Montnegre".